Cómo evitar el mal aliento

el mal aliento

El mal aliento o halitosis sigue siendo un tema molesto, del que poca gente habla. Y eso que según los expertos, lo padece un 40% de la población. Normalmente tiene su origen en la cavidad bucal. Unos compuestos sulfurados volátiles, producidos por un exceso de bacterias y microbios, se encuentran en el aire expelido por la boca. Esos compuestos pueden provenir del pulmón, estomago, nariz y sobre todo de la boca y producen un olor desagradable, el mal aliento.

En la gran mayoría de las ocasiones la halitosis aparece por una insuficiente higiene bucal, el tabaco y el alcohol. También influyen las dietas hiperprotéicas, las enfermedades hepáticas y la diabetes. Esas son las principales causas aunque hay que tener en cuenta también las infecciones respiratorias, las enfermedades digestivas o pulmonares y los cambios hormonales. En estos casos, para evitar el mal aliento lo primero es acudir a un especialista como Amora, para actuar sobre la enfermedad para solucionar el problema principal.

Evitar el mal aliento

Pero lo fundamental es cuidar nuestra higiene bucal para solucionar esta molesta afección y así eliminar las bacterias de la lengua y las encías:

  • Cepillarse los dientes, al menos dos veces al día, para eliminar los restos de comida y de placa. Es muy importante que una de esas veces sea antes de acostarse para que haga más efecto.
  • Usar hilo dental diariamente. Así se eliminan completamente los restos de comida a los que no puede llegar el cepillo de dientes.
  • No te olvides de la lengua. En la lengua pueden acumularse residuos entre las papilas gustativas. Por eso en importante dedicarle atención durante nuestra higiene dental diaria.
  • Usar enjuague bucal. Pero que sea antiséptico, ya que así se eliminan los gérmenes, y que reduzca la placa bacteriana. Ten en cuenta que el enjuague bucal actúa de manera temporal y no puede ser usado como sustituto de una falta de higiene dental.

Además, hay otras cosas que puedes hacer para evitar el mal aliento. Por ejemplo, déjate cautivar por los beneficios de las hierbas aromáticas. Las infusiones de perejil, la albahaca, la hierbabuena, el eucalipto, la menta o el romero pueden ayudarte a contrarrestar los efectos de alimentos que provocan el mal aliento. También el té verde y el té negro pueden ayudarte. Según un estudio de la Universidad de Illinois en Chicago (EE. UU.) enjuagarse la boca con té negro o verde inhibe el crecimiento de las bacterias que provoca el mal aliento.

amora el mal aliento

Consejos evitar el mal aliento

Otro consejo importante es beber mucha agua. Una de las causas de la halitosis es la sequedad bucal. Si nos mantenemos hidratados evitaremos este trastorno y a la vez aportaremos muchos beneficios a nuestro organismo.

Por supuesto, di adiós al tabaco. Además de perjudicial para tu salud, es un aliado del mal aliento, ya que reduce el flujo de saliva y favorece la sequedad bucal.

Y cuida tu alimentación. Hay alimentos que pueden ayudar a que aparezca el mal aliento. Otros son muy pesados y no son fáciles de digerir por el estómago y el organismo y eso puede provocar la halitosis. Además, una dieta baja en hidratos de carbono puede afectar a tu aliento.

Y si a pesar de seguir estos consejos y mantener tu boca sana el problema sigue ahí es recomendable que pidas cita en la clínica dental Amora y localices el foco del problema. Nuestros dentistas en Sabadell son los que determinarán si el mal aliento procede de la formación de placa bacteriana, sequedad bucal, de una enfermedad de encías o de una causa más grave.

Deja una respuesta

Solicite su cita

Si desea realizar cualquier consulta o solitarnos una cita, no dude en hacer uso de los siguientes datos o rellenar el formulario. Le antenderemos lo antes posible.

    Pide tu cita o solicita información

    Nombre*

    Teléfono*

    Email*

    ¿En qué podemos ayudarte?
    Solicitar cita para este tratamientoConsultar información sobre este tratamiento

    Selecciona una fecha y te informaremos sobre la disponibilidad de ésta u otra fechas diponibles.